AUTORIDADES Y PERSONAL. Diario Oficial de Extremadura

TRADUCTOR

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

SEGUIDORES /PAISES

free counters

Seguidores

miércoles, 16 de enero de 2013

LAS CARANTOÑAS 2013

Acehúche se prepara para vivir un año más con gran fervor la fiesta de Las Carantoñas, una celebración popular llena de misterio y a la vez de devoción al patrón del municipio, san Sebastián. La fiesta espera atraer hacia esta localidad cacereña más de 3.000 personas los próximos días 20 y 21, ávidas de conocer en primera persona a carantoñas, ‘tiraores’, ‘regaoras’, y ‘vaca-tora’, algunos de los curiosos personajes esta Fiesta de Interés Turístico Regional. Este año está previsto que casi medio centenar de carantoñas rindan honores al santo patrón del municipio. El alcalde de Acehúche Mariano Enrique Nolasco –quien también se viste de carantoña– explica que no se sabe realmente el origen de la fiesta ni cuándo comenzó a celebrarse, sólo que es en honor a san Sebastián. Los prolegómenos de la celebración comezarán el próximo sábado 19, cuando se sale al campo a recoger el romero y las mujeres del pueblo empiezan a preparar la iglesia y el santo. Los allegados al mayordomo recorren las fincas cercanas para buscar romero, que se carga en un tractor y se acerca al pueblo. Entonces se tiran cohetes y se tocan las campañas para anunciarlo a los vecinos. Una vez descargado, empiezan a ponerle el ramo de laurel al santo. El ramo quiere semejar un naranjo, pero el laurel aguanta más tiempo cortado, por eso se escoge esta planta y le añaden las naranjas a posteriori.
Sobre las cuatro y media los vecinos acuden al paraje conocido como el Gorrón Blanco para recoger al tamborilero. Tocará la flauta y el tamboril durante un kilómetro hasta llegar al pueblo, donde hace un recorrido por todos los bares del municipio, acompañando a los mayordomos. Este año la mayordomía del primer día está formada por un grupo de amigas, quienes con sus parejas se ocupan de que no falte de nada en la fiesta.
Una vez terminado el recorrido por los bares, sobre las seis de la mañana, el tamborilero vuelve a recorrer las calles de Acehúche en lo que se conoce como alborada, al objeto de despertar a todos los que se visten de carantoñas, mientras que se siguen lanzando cohetes. A las ocho de la mañana los mayordomos ofrecen unas migas a todas las carantoñas y acompañantes. Después se va a la puerta de la iglesia y a la casa del mayordomo para ‘regar el romero’ por las calles, es decir, esparcirlo.
Entonces las carantoñas se visten, litúrgica acción para la cual se necesita la ayuda de otra persona. Las carantoñas se colocan sus pieles sujetas por cuerdas, en piernas y brazos. Después se pone el zurrón, dos pieles de mayor tamaño. La careta tiene pieles con pimientos, orejas de animales. Llevan en la mano una rama seca de olivo silvestre o acebuche que llaman ‘tarma’.
Carantoñas y ‘regaoras’ se reúnen en la casa del mayordomo para encaminarse después a la iglesia junto con el tamporilero y los ‘tiraoes’, jóvenes que con sus salvas también participan en el lucimiento del festejo. Las ‘regaoras’ reparten confeti (papelillos) y confites (dulces), que llevan en sus cestos a los asistentes.
Entran en la iglesia todos menos las carantoñas. Allí le cantan los dos hinmos a san Sebastián varias veces. Las carantoñas esperan en la puerta su salida guardando escrupulosamente el orden de antigüedad por parejas. La pareja más veterana se coloca en primer lugar.
Cuando sale el santo, la primera pareja da tres pasos hacia adelante, se hace una reverencia y se pasa la ‘tarma’, rozando el suelo. Las ‘regaoras’ escoltan el santo, formando una especie de cordón a cada lado de la procesión a la vez que cantan los himnos de san Sebastián. En la casa del mayordono se pronuncia la ‘loa’, una especie de agradecimiento en el que se pide por el pueblo o se hace referencia a una promesa y se comenta la vida de san Sebastián.
Posteriormente, se vuelve a la iglesia, donde se celebra la misa. Las carantoñas disfrutan mientras de un aperitivo. Después, se reúnen en la plaza de la iglesia con el tamborilero. Entonces todos los participantes esperan la salida de la ‘vaca-tora’, cuya misión es dispersar a las carantoñas. Posteriormente, todos los visitantes van al pabellón polideportivo donde se ofrece un convite de dulces típicos.
Al día siguiente, lunes 21, está previsto que se repita todo el ritual.
Mas informacion en SEMU DEL ACEHÚCHI

1 comentario: